Materiales para cascos de moto

Materiales para cascos de moto

Las mejores marcas de cascos de moto

Es 1946 en Valenza, en la provincia piamontesa de Alessandria. Un pequeño taller dirigido por un joven Gino Amisano produce sillines y cascos de cuero para el ciclismo. En la zona hay muchas fábricas de calzado que procesan este material, y existe una verdadera pasión por el ciclismo tras la Segunda Guerra Mundial. Tras un año de trabajo, Amisano decide centrarse en el mundo del motor, un sector en rápida expansión.  Comienza a producir fundas para sillines de Vespa y Lambretta, y luego pasa a los cascos. Así nace AGV, cuyo nombre es un acrónimo de Amisano Gino Valenza.

En una época en la que los cascos eran una rareza, los primeros modelos de AGV se fabricaban a mano en cuero y se formaban a partir de moldes de cabeza utilizados habitualmente para dar forma a los sombreros. El proceso de producción artesanal significaba que no se completaban ni diez unidades a la semana en los primeros tiempos. Pero fue un punto de partida importante para una empresa que estaba destinada a innovar y a establecer la referencia mundial en un par de décadas.

Tras un breve periodo de fibras vulcanizadas, o más bien de tejidos impregnados de una resina especial y endurecidos con un catalizador, en 1954 se fabricó el primer casco italiano con un material moderno, la cazoleta AGV de fibra de vidrio kerizada, llamada así por el proceso al que se sometió.

Lista de materiales del casco

Así que si quieres un casco fino y ligero, es mucho más probable que lo encuentres en una carcasa de policarbonato. Por otro lado, si buscas un casco barato o que ofrezca más resistencia a los arañazos, el ABS es la mejor opción.

  Manos libres para moto casco integral

En la imagen de arriba puedes ver que el policarbonato tiene el doble de resistencia al impacto que el ABS. A pesar de la extraordinaria resistencia al impacto del policarbonato, el ABS sigue teniendo una mayor resistencia al impacto que cualquiera de los otros plásticos de ingeniería habituales.

Además de su alta resistencia al impacto, tanto el ABS como el policarbonato también tienen una alta resistencia a la tracción y a la absorción de impactos. Estas propiedades hacen que el ABS y el policarbonato sean excelentes opciones si quieres una calota de casco que pueda soportar un golpe.

El ABS y el policarbonato no se agrietan a bajas temperaturas, ni se queman o funden a altas temperaturas. El hecho de que funcionen en condiciones de frío o calor es fundamental si quieres que tu casco sea aprobado por casi cualquier prueba de seguridad de cascos estándar.

El ABS y el policarbonato son amorfos y muy flexibles a altas temperaturas. Esto hace que sea muy fácil convertirlos en una carcasa de casco mediante un proceso de formación al vacío o de moldeo por inyección. La capacidad de darles prácticamente cualquier forma hace que el ABS y el policarbonato sean materiales atractivos para un casco.

Casco de fibra de vidrio

Invertir en sus medios cascos de perfil bajo es imprescindible, ya que garantizan la seguridad del motorista. Pero, asegúrese de que estos cascos están de acuerdo con los últimos estándares tecnológicos. Los cascos de moto que son ligeros, cómodos y fáciles de llevar son los tipos que merecen una inversión.

  Gps para casco moto

Los cascos amortiguan el cráneo de forma protectora. Te proporcionan seguridad cuando conduces una moto; sin embargo, no puedes comprar cualquier casco sino uno bien estudiado. Tienes que estudiar su material de construcción y si se adaptará al tamaño de tu cabeza o no.

A diferencia de cualquier otra pieza de equipamiento para motocicletas, los materiales utilizados en los semicascos de perfil bajo se eligen con mucho cuidado. El material del casco debe soportar la fuerza del impacto y absorber la energía cinética en una superficie mayor que la del cráneo del motorista.  Los choques de motos se producen a diferentes velocidades y pueden impactar en diferentes zonas de la cabeza.

El tipo de material de casco más utilizado es el ABS.  Un casco típico de astronauta, como los que se usaron en las misiones Apolo, está hecho de policarbonato ABS altamente reforzado. El policarbonato es un plástico muy resistente a los impactos que también se puede encontrar en los cristales antibalas y en las piezas exteriores de los automóviles.

El mejor material para un casco de moto

Es 1946 en Valenza, en la provincia piamontesa de Alessandria. Un pequeño taller dirigido por un joven Gino Amisano produce sillines y cascos de cuero para el ciclismo. En la zona hay muchas fábricas de calzado que procesan este material, y existe una verdadera pasión por el ciclismo tras la Segunda Guerra Mundial. Tras un año de trabajo, Amisano decide centrarse en el mundo del motor, un sector en rápida expansión.  Comienza a producir fundas para sillines de Vespa y Lambretta, y luego pasa a los cascos. Así nace AGV, cuyo nombre es un acrónimo de Amisano Gino Valenza.

  Pegatinas para cascos de moto

En una época en la que los cascos eran una rareza, los primeros modelos de AGV se fabricaban a mano en cuero y se formaban a partir de moldes de cabeza utilizados habitualmente para dar forma a los sombreros. El proceso de producción artesanal significaba que no se completaban ni diez unidades a la semana en los primeros tiempos. Pero fue un punto de partida importante para una empresa que estaba destinada a innovar y a establecer la referencia mundial en un par de décadas.

Tras un breve periodo de fibras vulcanizadas, o más bien de tejidos impregnados de una resina especial y endurecidos con un catalizador, en 1954 se fabricó el primer casco italiano con un material moderno, la cazoleta AGV de fibra de vidrio kerizada, llamada así por el proceso al que se sometió.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad